Origen

foto origen¿DÓNDE SE ORIGINÓ EL PILATES?

El método pilates tomó el nombre de su creador, Joseph H. Pilates, quien nació en Alemania en 1880 y murió en Nueva York a la edad de 87 años.

Como un auténtico visionario trabajó a lo largo de toda su vida para demostrar a la mujer y al hombre moderno que el movimiento del cuerpo humano tenía un efectivo poder para crear cuerpos, mentes y espíritus sanos.

Inducido por un inicial deseo de curarse a sí mismo al haber sido en su infancia un niño de constitución débil  Joseph H. Pilates, desarrolló a lo largo de su vida una serie de ejercicios y movimientos, que contribuían a fortalecer, movilizar y flexibilizar el cuerpo entero dentro de los rangos de movimiento y capacidades específicas de cada individuo.

Originalmente Pilates denominó a su método como Contrología, al requerir que el cuerpo estuviese al servicio de la mente.

La creatividad de los movimientos del método se basó en la observación de la naturaleza, en el control y la armonía existente en la manera de moverse de distintos miembros del reino animal, apoyándose para ello en un amplio conocimiento de la anatomía y fisiología humana, así como en una  profunda comprensión de  distintas técnicas  de origen oriental.

Más tarde completaría su formación de manera autodidacta con el estudio de las demandas y necesidades concretas de distintas actividades atléticas. Como resultado, muchos atletas de distintos campos vieron mejorados sus rendimientos y minimizadas sus lesiones con la práctica del método Pilates y su filosofía.

Entendiendo que su trabajo estaba también minuciosamente pensado para rehabilitación, Pilates tuvo un gran éxito ayudando a aquellos que padecían dolencias por falta de alineación.

Un hombre demasiado avanzado para su tiempo, a Pilates siempre le apasionó enseñar a prevenir enfermedades y lesiones derivadas de malos hábitos posturales.

El método Pilates explora el movimiento del cuerpo, sanando la mente y fortaleciendo el espíritu, para llevar a cada individuo a  alcanzar su máximo potencial. Con el método se desarrolla el cuerpo de manera uniforme, se corrigen malos hábitos posturales, se restablece la vitalidad, se estimula la mente y se eleva el espíritu.